Ultima boda 2019 en mi capilla Boda de Yeidi y Edgar

La espontaneidad es una de las agradables virtudes de la gente feliz y positiva.  En la mañana del 30 de diciembre 2019, Yeidi me llamó para informarme que estaba en el clerk del town, adquiriendo la licencia matrimonial y me llamaría en una hora para ver cuándo los podia casar.  En efecto, un rato después, recibo la llamada y su pregunta: ¿cuándo nos puede casar? En broma, le contesté: quiere mañana? y ella de inmediato dice que sí.  Le hago saber que es chiste, que es 31 de diciembre y es una fecha familiar. Ella insiste que le case en cualquier hora del dia y así acepté hacerlo a las 2 PM.  Estos dos jóvenes de El Salvador, vinieron acompañados de su pequeña hija y hermanos del novio.  Sin embargo, trajeron con ellos mucho amor y alegría. Una linda ceremonia para una amorosa pareja.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

El amor nos abriga… Boda de Amaya y German

La llegada de los novios al Central Park

A mediados del 2019, comencé los contactos con Amaya, quien vive en Madrid y me pedía casarles en año nuevo en Central Park.  Para mi, es impensable estar en el medio del trafico del 31 de diciembre en la ciudad de NY, sin embargo, después de varias conversaciones, viendo lo emocionado de la pareja, les ofrecí hacer la ceremonia el dia 30 de diciembre a las 11 AM.  El clima no nos favoreció y nos brindo una suave lluvia, que acompañada del viento y la temperatura, traía un frio que a todos los presentes nos hacia mantener las chaquetas de invierno.  La novia lucia linda y especial. Su traje de novia era descotado, de telas muy suaves y al cual le agregó una correa negra de cuero que hacia juego con una chaquetilla del mismo color y material.  Los zapatos eran tipo converse, rojos, y con un tacón altísimo.  El ramo de flores era rojo y negro.  El novio no tenia chaqueta de invierno puesto y su saco era bastante templado.  Ambos reían y decían que el amor los abrigaba y les quitaba el frio. Les creo.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Llorar de felicidad…Boda de Reina y Juan Francisco

 

Reina y Juan Francisco, son dos Salvadoreños, que ya tienen varios años juntos y unos simpáticos hijos. Vinieron acompañados de un intimo grupo familiar, quienes se mantuvieron siempre pendientes de cada detalle de la ceremonia.  La alegría de todos, incluyendo a los pequeños, fue constante en todo momento.  En el acto de las promesas matrimoniales, los sentimientos salieron a flor de piel, haciendo que los novios lloraran y la emoción contagió a todos los presentes, que los copiaron y tuve que esperar a que los pañuelos llegaran a todos y darles unos minutos para que regresaran a las risas de felicidad que trae una boda hecha con amor.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre