Lagrimas, risas, lluvia y amor…Boda de Mitzy y Dennis

Mitzy es de El Salvador y Dennis es de Mexico. Hace dos años, unos amigos mutuos los presentaron e intercambiaron información. Dennis tiene un auto lavado, Mitzy comenzó a ser cliente frecuente y allí se inicia la historia de amor que ahora los lleva a unir sus vidas en matrimonio. Fue una tarde lluviosa, donde como algunos dicen: “los novios son bendecidos con agua celestial”. En la entrega de los anillos, el padrino de la boda dijo unas palabras y la emoción lo hizo llorar, lo cual se hizo extensivo a la pareja de novios y sus padres. Sin embargo, las lagrimas eran de alegría y pronto pasaron a risas que demostraban lo feliz del momento.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Bendecidos con agua celestial…Boda de Regina y Jonathan

Regina y Jonathan son de El Salvador. Se conocieron en Long Island, estudiando bachillerato y recordando ese momento, la novia dice: “el me enamoró”. El amor se les nota en miradas y gestos tiernos que tienen el uno con el otro. Hace dos años tuve el placer de casar a la madre de Regina y ahora fue un honor compartir nuevamente con el grupo familiar. Apenas terminó la ceremonia, comenzó a llover. Las personas mayores se quedaron en la carpa, mientras que los jóvenes novios se quitaron los zapatos y acompañados de sus amistades, bailaron y disfrutaron bajo la lluvia. Como dicen en algunos países; cuando llueve en una boda, la pareja esta siendo bendecida con agua celestial.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Desde 8vo. grado…Boda de Karla y Santiago

Karla y Santiago, ambos de El Salvador tienen quince años de conocerse y once de estar enamorados. Desde que cursaban 8vo. grado en bachillerato. Tienen un bebe de 18 meses y uno en camino. Hace un par de años tuve el placer de unir en matrimonio a la hermana del novio, quien en esta oportunidad fue la testigo y madrina de la boda.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Rosas de amor…Boda de Nolvia y José

Nolvia y José, son ambos de Honduras y tienen 19 años juntos. Su amor ha florecido en tres hijos de 16, 13 y 9 años de edad. La decoración era blanca con tonos lila y estaba en el jardin del hogar de la familia. Todo lindamente preparado y para sellar esa unión, hicimos mi versión del ritual de las rosas de amor. Participaron todos los presentes y fueron momentos de emoción que ninguno de ellos va a olvidar.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

El lenguaje es el amor..Boda de María y Douglas

A veces no hace falta decir palabras para entenderse; especialmente, cuando surge un sentimiento de amor entre dos personas. Así es el caso de María, de El Salvador y Douglas, de Nueva York. El lenguaje que hablan entre ellos es el Amor y ese es suficiente para entenderse mutuamente. El novio dijo sus promesas en ingles y la novia en español. Ambos rieron pícaramente al hacerlo y luego se unieron en un fraternal abrazo al ser unidos legalmente en matrimonio.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Referidos…Boda de Rosa y César

Me encantan las bodas referidas por parejas que ya he bendecido. Son la mejor referencia de que he dejado huellasen ese matrimonio. En este caso, fueron referidos por la simpática y amable, Elizabeth Castillo, a quien tuve el honor de casar el 25 de agosto del 2018, vino desde Texas para asistir a la ceremonia de Rosa, a quien quiere como a una hermana. En la foto, se acerca a hacer bromas y a tomar fotos.

El novio entró acompañado de Roxana, hermana de la novia. Los anillos los trajo el hijo de la pareja, Ricardo. Sus hijas Katherine, Dasha y Samara con las flores y la radiante novia, Rosa, escoltada por su hermano, Julio. Ambos novios son de El Salvador, tienen unas hijas gemelas de cuatro años, un hijo de 10 y una joven de 13 años. Todos participaron activamente en el evento.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre.

Chile y Venezuela…Boda de María y Javier

El 10 de Julio tuve el placer de casar a un paisano, quien divertidamente me dijo: “no soy venezolano, soy maracucho” lo cual siempre es un chiste en mi país, refiriéndose a los nacidos en la ciudad de Maracaibo. Para el novio fue sorpresa preparada por la novia, que la oficiante fuera venezolana. La pareja tienen varios años juntos y una linda bebe de meses. La familia de María, incluyendo a los padres, vino de Chile para acompañarla en su dia.

En el jardin del hogar de unos amigos, colocaron una linda decoración y en medio de risas, bromas y amor, fueron bendecidos para que sea por siempre y para siempre.

4 de Julio…Boda de María y Wilber

El día de su boda nunca pasará desapercibido, al contrario, será de fiesta nacional, ya que los novios escogieron el 4 de julio para celebrar su unión matrimonial. Dos jovenes salvadoreños, acompañados de familiares, amigos y amor. Wilber entró con su abuela Carmen, los testigos y padrinos son los tíos de la novia: Rina y Jesus. Los anillos los trajeron los tíos Carmen y Odir. María hizo su entrada escoltada por su simpatico hijo, Jayden.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

El Salvador …Boda de María y Darwin

Ambos novios son de El Salvador, tienen 18 años juntos y cuatro bellas hijas. Todo estuvo hermosamente decorado en tonos blancos con detalles durazno. La mayoría de los asistentes, me decían ser del mismo país de los novios. Darwin, María y los invitados estuvieron puntualmente listos. Las hijas de la pareja formaron el cortejo; Darwin entró acompañado de sus hijas Saira y Blanca y la novia con su hermano, Leopoldo. Un lindo entorno para bendecir el amor.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Miradas que enamoran…Karen y Rogelio

Karen es de El Salvador y Rogelio de Mexico. Ambos trabajaban en la misma tienda y se cruzaban en los pasillos; ambos dicen que siempre se miraban y querían hablarse; mas no lo hacían. Un día conversaron y decidieron verse fuera del lugar de empleo y así surgió una linda amistad que pronto se convirtió en noviazgo. Tienen 7 años juntos y dos hijos, uno de 8 y otra de 4 años de edad. La pequeña quiso estar en brazos del padre durante la boda. Una familia muy dulce y amigable. La lluvia retrasó la colocación de la decoración y por supuesto, del inicio del evento. Favorablemente, el clima cambió y a pesar del retraso, realizamos una linda ceremonia de bodas.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre