De Guatemala a NY.. Boda de Estela e Iner

El buen humor de Iner siempre prevaleció en las reuniones previas e igualmente en la boda. Cuando les pregunté de su inicio, me dijo que habían sido novios en bachillerato y él se había venido a buscar mejor futuro. Un año después, ella vino a NY y continuaron el noviazgo. El con simpatía dice: “ella no podía vivir sin mí y se vino a buscarme”.

Estuvieron acompañados de familiares y amigos y también del Pastor de su Iglesia, a quien le di la palabra al yo finalizar la ceremonia civil, para que les diera su bendición religiosa. El salón Westbury Manor estaba, como siempre,  lindamente decorado para el evento.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Con hijos y nietos sigue el amor…Boda de Maribel y Danis

Nunca es tarde, para comprometerse a continuar juntos, hasta el resto de los días. Maribel y Danis, ambos de El Salvador, tienen muchos años juntos.

Vinieron acompañados de hijos y nietos y todos, con mucho amor disfrutaron del evento.

Los novios sonreían radiantes de la alegría y de compartirla con su grupo familiar.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Vecinos, amigos y ahora esposos…Boda de Cinthia y Cesar

 

Nunca se sabe dónde se encuentra el amor y cuando nos mudamos a un hogar, no sabemos que hay incluido en el vecindario. Para Cinthia y Cesar, ser vecinos los llevó a ser amigos, posteriormente enamorarse y ahora, a ser esposos. Ambos son El Salvador y se conocieron al vivir cerca el uno de el otro.  Siempre sonrientes, el novio entró acompañado de su madre e igualmente la novia, caminó junto a su madre. Un intimo grupo de familiares y amigos para el evento al aire libre en el lindo Club Westbury Manor.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor de juventud…Boda de Ivet y Kevin

 

Ivet y Kevin, son jóvenes de 20 y 22 años de edad, de la República Dominicana  y vinieron acompañados de un buen amigo. Solo tres personas y las risas eran al por mayor. El buen humor y los chistes de los tres floreció durante la ceremonia llenando el espacio de alegría y felicidad. Los novios lucían la transparencia y felicidad acorde a la edad.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor con buen humor…Boda de Aida y Walther

 

Dos ecuatorianos que vinieron acompañados de un intimo grupo de amigos. Desde su llegada, los novios comenzaron a hacer bromas y a cada momento, el novio nos hacia reír a todos con sus ocurrencias. Estoy segura que pueden pasar muchas cosas en el matrimonio, excepto aburrirse. Un. buen humor siempre hace la vida más fácil.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Unión de 4…Boda de Yancy y Wilmer

Una simpática pareja de El Salvador, quienes encontraron el amor hace varios años, estando en la playa y desde entonces no se han separado.  Tienen dos hijos que fueron parte de la ceremonia, donde ambos participaban hablando, riendo o simplemente observando de una manera concentrada lo que sucedía a su alrededor. Hicieron entre los cuatro, la linda ceremonia de la arena, simbólicamente, uniendo sus destinos en forma inseparable.

Una linda y original decoración en fondo blanco con adornos de girasoles, dando un toque colorido y alegre al ambiente de verano.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Bendecidos por Yahveh..Boda de Rita y Benancio

Rita y Benancio emanan dulzura total en sus palabras y gestos. Vinieron acompañados de sus hijos y antes de comenzar, mencionaron los detalles que debía de cuidar para que la ceremonia fuera dé su agrado.

Ellos tienen muchos años juntos, tienen hijos que ya les han dado nietos y manifiestan que ahora más que nunca, están enamorados y felices de estarlo.  Rita es de El Salvador y Benancio es de Mexico; se conocieron en Estados Unidos y acá se unieron a una religión de Israel.  Preguntaron si yo podía usar el nombre de Yahveh en la ceremonia y con ello, simplemente mencionarlo, ellos se sentían bendecidos por él.  Por supuesto, les complací, por que mi religión es Dios y el es feliz de que lo mencione, sin importar el nombre que le diga.

Una mini boda en cuanto a cantidad de personas y gigante en cuanto a la felicidad y dulzura que el grupo compartía.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Uniendo Colombia y USA..Boda de Juliana y Michael

En el jardin del hermoso jardin del hogar de los padres del novio, tuve el placer de unir en matrimonio a los simpáticos Juliana y Michael.  Super felices, sonrientes y con buen humor, disfrutaron de cada momento de su intima ceremonia, donde estuvieron acompañados de sus padres, abuelos, tíos, hermanos y algunos amigos.

Es oportuno mencionar que las parejas deben siempre verificar la responsabilidad y cumplimiento de los oficiantes de ceremonias que contratan. Esta boda había sido convenida con un oficiante de Manhathan con el cual hubo problemas de ultima hora y a pesar del poco tiempo de aviso, hace unas semanas podes colocarlos en mi agenda.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

 

Uniendo El Salvador y Honduras..Boda de Ana y Henry

 

En un ambiente familiar, con una linda decoración en tonos blancos con detalles dorados, muy buen humor y alegría de cumplir sus sueños, tuve el placer de casar a Ana y Henry. Aunque son de distintos países, se conocieron en Long Island y complementaron su existencia a través del amor.

 

 

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor ecuatoriano..Boda de Andrea y Victor

 

Dos jóvenes ecuatorianos, que se conocen y enamoran en Nueva York. Acompañado de sus hermanos y amigos, mostraron la felicidad con sus sonrisas en todo momento. Con distancia social, mascaras y mucho amor.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre