Boda de Ana y Juan Carlos

El 14 de octubre de 2017, tuve el placer de bendecir la unión de una simpáticos novios que vinieron a su cita, acompañados de sus hijos, familiares y con unas lindas sonrisas que decian lo feliz que estaban de casarse.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Corina y Luis…

Tradicionalmente, cuando las parejas no realizan una fiesta o gran celebración, tienen la opción de venir a mi centro holistico, acompañados de no más de 12 personas y ser bendecidos en una sencilla y linda ceremonia.  Sin embargo, esta vez hubo una pequeña variación. El novio me llama y me dice que la madre de su novia no puede accesar al lugar por que está en silla de ruedas.  Inmediatamente, el pasado sabado 14/10/2017, movimos todas las cosas de la sala comedor e improvisamos el lugar para oficiar la boda.

Gratamente sorprendida, me entero que  la novia y sus familiares son venezolanos, por lo cual su buen humor y emotividad siempre estuvieron presentes durante el ritual.  La pareja tiene una pequeña bebé y varios de los asistentes tienen infantes de menos de un año.  Todos nerviosos por los llantos y simplemente, les digo: tranquilos, los niños son producto del amor…ellos son amor así que son bienvenidos con o sin lagrimas. Dejenlos ser. 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Gladys y José…con un testigo de amor

Aúnque los observadores legales de la boda deben ser mayores de diez y ocho años, en una ceremonia de amor todos pueden ser testigos y así, en la boda de Gladys y José, mantuvimos cerca de ellos el portabebé con su lindo hijo, quién se portó de maravillas y posaba sereno y feliz para las fotos del gran día de sus padres.  Una linda y sencilla ceremonia en mi centro de Reiki, el pasado lunes 9 de octubre.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Johana y Luis Miguel

El viernes 7 de octubre tuve el placer de celebrar la boda de dos jovenes Salvadoreños sonrientes, felices y con casi un bebé en los brazos, ya que está cerca de llegar el tercer miembro de la familia.  Sus expresiones de felicidad demuestran lo contentos que están de unir sus vidas y lo celebran en un salón del lindo Restaurante Luso en Smithown.  Rodeados de familiares y amigos e inclusive de la abuela, una señora que se encuentra en El Salvador pero que presenció la ceremonia a través de un celular.  Sus bendiciones para su nieta no podian faltar y la tecnología ayuda a que ahora se puedan acortar distancias. Fue muy grato ser parte de la ceremonia de bodas de Johana y Luis Miguel.

Antes de iniciar la ceremonia, con los novios y los testigos

La novia y su hermano conversan con la abuela que se encuentra en El Salvador

Sonrisas de felicidad

Los nuevos esposos firman la licencia matrimonial

Version 2

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre