Mexico y El Salvador…Boda de Jessica y Luis

En el agradable ambiente del salón de eventos del Restaurante Casa Vieja, en Brentwood, tuve el placer de unir en matrimonio a Jessica y Luis. Fue una emotiva ceremonia, donde los novios pasaban de las risas a las lagrimas; mostrando en todo momento sus sentimientos en un momento tan especial. La boda estaba pausada para las 6 PM y al yo llegar a las 5:45 PM ya todos los invitados estaban esperando, incluyendo a la novia.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

En Casa Vieja hay nuevo amor…Boda de Elicia y Elmer

El restaurante Casa Vieja es muy conocido en la comunidad hispana, queda en el área de Brentwood y tiene un salón privado para bodas con numero medio de invitados.  Allí, con una alegre música de fondo, decoración plata con toques lila, cortejo vestido en lila y mucho amor, fue un placer unir en matrimonio a un Salvadoreño con una Guatemalteca.

Elicia y Elmer  se conocieron en Long Island, cuando comenzaron a trabajar juntos, hace nueve años.  Después de comprobar que han sido felices por varios años y haber tenido un lindo bebe, decidieron unir sus vidas y estuvieron acompañados de un intimo grupo de familiares y amigos.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Consentidos por la hermana Boda de Sulma y Fabio

Desde el primer contacto, conocí a la hermana del novio, Dora, quien se encargó de organizar todos los detalles de la ceremonia, incluyendo la contratación del local, fotógrafo, decoración, comida y mis servicios. La alegría y entusiasmo que ponía en todo momento, demostraba que realmente estaba consintiendo a su hermano y a su cuñada.  Todo quedó muy lindo, un pequeño grupo de familiares, un acogedor salón dentro de la pizzería Marios y por supuesto, los detalles de mi ceremonia de bodas.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Todos somos uno…Boda de Carmen y Mariano

En un lindo día de primavera, un viento no esperado (que nos despeinaba)  y un ambiente de alegría y felicidad, tuve el placer de unir en matrimonio a Carmen, de Guatemala y a Mariano, de Mexico.  Como nunca se sabe dónde aparece el amor, Carmen conoció a Mariano , cuando este fue su jefe en uno de sus empleos, hace algunos años y de allí se hicieron inseparables. Ambos agradecen a Dios por haberlos colocado uno en el camino del otro y poder formar una bella familia.

Ambos jóvenes tienen hijos de uniones previas y ellos formaron parte de la ceremonia. La pequeña bebé inició el cortejo estando en brazos de los padrinos, el hijo varón de Carmen, la acompañó en su entrada para luego con unas emotivas palabras hacerle entrega al novio, con quien se fundió en un tierno abrazo.

El jardín del Restaurante Stonewalls en Riverheat fue un agradable y florido espacio para realizar la ceremonia de bodas, la cual incluyó varios de nuestros simbólicos rituales; cristal del amor, arena familiar, lazo del amor infinito, pan y vino, meditación y bendiciones de reiki.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Boda de Johana y Luis Miguel

El viernes 7 de octubre tuve el placer de celebrar la boda de dos jovenes Salvadoreños sonrientes, felices y con casi un bebé en los brazos, ya que está cerca de llegar el tercer miembro de la familia.  Sus expresiones de felicidad demuestran lo contentos que están de unir sus vidas y lo celebran en un salón del lindo Restaurante Luso en Smithown.  Rodeados de familiares y amigos e inclusive de la abuela, una señora que se encuentra en El Salvador pero que presenció la ceremonia a través de un celular.  Sus bendiciones para su nieta no podian faltar y la tecnología ayuda a que ahora se puedan acortar distancias. Fue muy grato ser parte de la ceremonia de bodas de Johana y Luis Miguel.

Antes de iniciar la ceremonia, con los novios y los testigos

La novia y su hermano conversan con la abuela que se encuentra en El Salvador

Sonrisas de felicidad

Los nuevos esposos firman la licencia matrimonial

Version 2

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Con el sabor latino en el Restaurante Tango…

El sábado 29 de julio 2017, tuve el placer de unir en matrimonio a Cristina y Carlos en el alegre ambiente del Restaurante Tango, donde predominaba una decoración en blanco y rosa.

Acompañados de amigos y familiares, sonrientes y enamorados, cumpliendo el sueño de unirse en matrimonio.  El cortejo se inicia con la hija pequeña de la novia, quien estaba vestida completamente igual a ella y entraba sonriendo y saludando, mientras regaba el piso con los pétalos de rosa.

 Los tres hijos de la novia participaron en la ceremonia para darle un toque familiar y de linda armonia a la nueva familia.

 

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Marleny y Thomas

El amor une al ambiente latino con el irlandés americano, Marleny y Thomás. Ambos divorciados, deciden intentar una página de citas por internet y se encuentran, aceptan conocerse y desde el primer momento sienten la chispa que los hace llegar a una relación formal, ahora unidos en matrimonio.

En una linda ceremonia en el Restaurante O Pinheirinho, en Islip, donde rodeados de algunos de los siete hijos que tienen sumando los de ambos, familiares y amigos, tuve el placer de unirlos en matrimonio.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre 

Rodeados de amor y de alegría: Estefanía y Edison

En marzo 2017, en un colorido y festivo ambiente latino, tuve el placer de unir en matrimonio a una linda joven colombiana con un joven ecuatoriano.  La bella Estefanía y el enamorado Edison, estuvieron acompañados de familiares y amigos que venian de diferentes países a compartir este día tan especial como es el compromiso de amarse por siempre.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Una boda alegre al ritmo de Tango..

En el Restaurante Tango, en Long Island tuve el placer de oficiar la boda de Maricel y Sergio, quienes estuvieron acompañados de familiares y amigos.  Un grupo sonriente que no perdía atención de la ceremonia.

Los novios, completamente enamorados sonreían todo el tiempo y sus acompañantes disfrutaban de verlos tan felices. Un acogedor salón del Restaurante Tango en Suffolk, fue el lugar escogido para la celebración.

Bendecidos con Amor para que sea por siempre y para siempre

Linda ceremonia para Edwind y Gladys

A pesar de ser otoño, el día nos regaló una adecuada temperatura para que tanto la novia como sus invitados pudieran lucir sus trajes de fiesta.  En un agradable restaurante, Mac Steack House en Huntington, tuve el placer de oficiar la boda donde el amor une a una persona de Guatemala y una del El Salvador. Rodeados de familiares y amigos la alegria desbordaba en este agradable grupo. img_2751 img_2754 img_2755 img_2753

img_2762Entrada de la novia y el cortejo

img_2764Bienvenida a los novios 

img_2776Lectura de un hermoso poema

img_2786Familiares y amigos atentos a la ceremonia

img_2791Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre