Boda de Betzaida y Arismendi

fullsizeoutput_10eefEl pasado domingo 13 de enero, tuve el placer de unir en matrimonio a dos jóvenes de República Dominicana, que por casualidades de la vida se conocieron y enamoraron en Nueva York. Un noviazgo de tres años que ahora culmina en matrimonio. Vinieron acompañados de una pareja de amigos que hicieron de padrinos y testigos. Cuatro personas super felices y donde predominaron  las bromas y las risas de alegría.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Los próximos de la boda anterior…Nolvia y Eswin

fullsizeoutput_10d1eSiempre es un grato placer recibir al grupo familiar relacionado con la simpática pareja de Novia y Eswin; quienes son los quintos novios relacionados, casados por mí. En cada ceremonia, hemos hecho broma de quienes son los siguientes y meses después, sucede. Una linda conexión de amor entre las parejas de las familias allegadas. Y siempre es un placer ver a las parejas previamente unidas en matrimonio, venir con sus fullsizeoutput_10e85.jpegbebes, algunos de ellos ya infantes y en esta oportunidad, saludando con abrazos y cómo dice mi esposo: “te saludan como a una tía o algún parentesco similar”. Simplemente hermoso.

La ceremonia tuvo lugar el pasado sábado 5 de enero, 2019 a las 4 PM y los novios irradiaban felicidad que se puede ver en sus constantes sonrisas durante la boda.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

# 1 en 2019 Boda de Bessy y Marlon

Estos dos enamorados hondureños organizaron su boda en pocos días para iniciar el año en un nuevo hogar. Vinieron a mí capilla acompañados del pastor de su iglesia cristiana, sus familiares y amigos. En un agradable y bendecido ambiente espiritual, tuve el placer de unirlos en matrimonio.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Una rima de amor..Boda de Sandy y Randy

DSC_0002.JPGEl pasado 15 de diciembre tuve el placer de unir en matrimonio a una hermosa pareja, Sandy y Randy, ambos vienen de Guatemala y vinieron acompañados de sus padres, familiares y amigos.  Unas caras sonrientes nos hacen sentir la felicidad que embargaba a los novios de lograr su sueño de hacerse marido y mujer. Acá todos pendientes de la entrada de la novia.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor en la dulce espera..Boda de Santos y Denis

Una boda donde reinó el buen humor y las risas. Parte de las bromas se originaron en que la novia está en la dulce espera y recientemente hospitalizada por inconvenientes con el embarazo.  A los gestos de dolor o molestia que veía en la novia, todos bromeábamos acerca de que el bebé naciera en medio de la ceremonia en la capilla.

Favorablemente el nene se portó bien, sus padres, dos hondureños,  Santos y Denis se unieron en matrimonio tal cual deseaban, y luego todos felices se fueron a celebrar.

fullsizeoutput_1051d

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Su oficiante familiar Boda de María y Edgar

fullsizeoutput_fd21.jpegEn los últimos años he tenido el placer de ir uniendo en matrimonio a cada uno de los hermanos Barahona. En esta oportunidad, fue al joven Edgar y su novia, María.  Es un gran placer ir uniendo miembros de la familia y en cada ceremonia quedar para la próxima, ya que en unos meses comenzaremos a casar a la segunda generación.  Un grupo con una energía maravillosa y una gran conexión entre ellos. Una hermosa bendición de amor el poder ser parte de sus días especiales.

fullsizeoutput_fd2c.jpeg

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

“Estamos felices” Boda de María y Geovanni

DSC_0895Sonrientes y serenos, llegaron María y Geovanni a la capilla.  Acompañados de sus dos pequeños hijos y de los hermanos de la novia.  Al ver el apellido de la novia, Barahona, el cual no es muy usual, me pareció familiar y a mi comentario, responden que justo hace un año, había casado al hermano mayor de la novia.  Y de inmediato, el hermano menor dice: “yo te voy a llamar en unos días, yo  también me voy a casar”.  Tres hermanos, tres bodas, tres amores muy lindos y tres familias bendecidas con amor.

La mejor retribución para mi labor, es cuando los novios se muestran contentos y divertidos después de la boda y luego me dicen: !estamos felices! Sus sonrisas y alegrías dan la certeza de que la ceremonia ha sido lo que esperaban.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre