Lagrima de amor.. Boda de María y José

María y José, ambos son de El Salvador y se conocieron en Long Island. Fue amor a primera vista y ya tienen varios años de noviazgo. La emoción los embarga y en el momento de decir sus votos, ambos lloran y también sus testigos. Las lagrimas se unen a las risas en momentos de amor y felicidad.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

De Guatemala a NY…Boda de Esly y Andrés

Novios desde muy jovencitos, nerviosos cómo adolescentes, me dicen que se quieren desde hace años, aunque tienen 24 de edad. Ambos son de Guatemala, vinieron acompañados de familiares y amigos y solo hasta después de decir “Si, acepto” fue que se rieron con serenidad.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

El amor es cuidar uno del otro…Boda de Yessenia y Julio

Yessenia es de El Salvador y conoció a Julio, de Paraguay, en Long Island. Tienen cuatro años juntos y aunque son bastante callados, se miran constantemente, con dulzura y amor. En el momento de los votos, el prometió cuidar por siempre de ella y su hija, diciendo que lo más importante de estar juntos es cuidar uno del otro. Vinieron con la madre de la novia y algunos amigos.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Bendiciones de mamás..Boda de Laura y Jhonathan

Laura es una linda joven colombiana y Jhonathan es dominicano. Ambos vinieron acompañados de sus respectivas madres; las cuales los abrazaban y aconsejaban antes de la ceremonia, en el evento y posterior al fin del mismo. Vinieron acompañados de una pareja que estuvo en una de mis bodas, en el 2020 y les recomendó mi capilla. Cada boda es única y en esta, las madres participaron más que activamente deseando felicidad a sus hijos.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

De Guatemala…Boda de Lesvia y Edwin

Leslie y Edwin, son dos jovencitos de Guatemala y se enamoraron desde bachillerato. Vinieron acompañados de un intimo grupo de familiares, incluyendo la madre de Edwin. Las promesas matrimoniales hicieron brotar las lagrimas de ambos novios y fue un momento emotivo durante el evento.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Ecuador y El Salvador…Boda de Marinelly y José

Marinelly es de Ecuador y José es de El Salvador. No tienen hijos juntos, sin embargo estuvieron acompañados de hijos de uniones anteriores. Los testigos fueron una prima del novio con su esposa. Sencillos y entusiasmados de complementarse uno al otro. Boda el 17 de julio, 2021.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Honduras… Boda de Nolberta y Adrian

Ambos novios son de Honduras, tienen 9 años juntos y dos pequeños hijos. El cuatro de julio vinieron acompañados de sus hijos, la hermana de la novia y unos amigos. Todos sonrientes y felices de celebrar el evento de union matrimonial de Nolberta y Adrian.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Llega o no llega?? Boda de Carmen y Luis

La novia es de El Salvador y el novio es de Colombia. Luis llegó puntualmente, acompañado de varios amigos que tienen muy buen humor. La novia no llegaba y Luis nervioso, escuchaba a sus acompañantes, preguntarle: ¿llega o no llega? Por supuesto, llegó y con nervios y risas, explicó que todo su horario se enredó. El amor siempre vence by los hace reunirse para cumplir su sueño de ser esposos ante la ley. Boda realizada el 4 de julio 2021.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor hondureño… Boda de Jessy y César

Jessy y César son ambos hondureños, aunque se conocieron en Nueva York, a través de amigos comunes. Cesar no deja de mirar y alabar a su prometida y ambos sonrien constantemente. Vinieron acompañados de la mamá, tío y abuelos de la novia y el papá del novio. Un grupo muy simpático que mostraba la alegría de ver el inicio de la vida matrimonial de Jessy y César.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Dulces sonrisas…Boda de Enma y Santos

Enma y Santos son dos jovencitos que vinieron acompañados de algunos familiares y sus dos pequeños hijos. Se mostraron nerviosos en toda la ceremonia, sin embargo, no dejaban de mirarse y dulcemente sonreír, como compartiendo mensajes secretos con sus ojos. Vinieron desde una larga distancia para unirse en matrimonio en mí capilla. Con amor todo se puede.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre