Los nervios del amor no tienen edad…

No hay diferencia entre los nervios de los quinceañeros y de los adultos, cuando se trata de casarse. Romel y Linda eran un manojo de preocupaciones desde el mes de noviembre cuando contrataron mis servicios como Ministro de Bodas.  Frecuentes llamadas, atendidas con mucho afecto de mi parte, con preguntas y repaso de la ceremonia.  Favorablemente para todos, el 27 de enero llegó el gran dia y todo salió muy lindo.

Una reunión con familiares e intimos amigos en el Festival Hall Party en Jamaica.

Bendecidos con Amor para que sea por siempre y para siempre

Una boda alegre al ritmo de Tango..

En el Restaurante Tango, en Long Island tuve el placer de oficiar la boda de Maricel y Sergio, quienes estuvieron acompañados de familiares y amigos.  Un grupo sonriente que no perdía atención de la ceremonia.

Los novios, completamente enamorados sonreían todo el tiempo y sus acompañantes disfrutaban de verlos tan felices. Un acogedor salón del Restaurante Tango en Suffolk, fue el lugar escogido para la celebración.

Bendecidos con Amor para que sea por siempre y para siempre

Felices de firmar…

En diciembre 2016 tuve el placer de casar en mi oficina a Cristian y Jennifer, quienes vivieron acompañados de sus hijos, familiares y amigos.  Todos contentos y sonrientes de llevar a cabo esta unión.

img_2987“Bendecidos con Amor para que sea por siempre y para siempre”

La nieve no impide casarse…

En un frío sábado de diciembre 2016,  había nevado todo el día, pero ello no impidió efectuar la ceremonia de Bodas ni el festejo familiar.  Oficié el matrimonio de Milton y Ericka. La reunión se llevó a cabo en el hogar de la pareja, ubicada en Hampton Bay en Long Island.

Bendecidos con Amor para que sea por siempre y para siempre