Bendecidos por Yahveh..Boda de Rita y Benancio

Rita y Benancio emanan dulzura total en sus palabras y gestos. Vinieron acompañados de sus hijos y antes de comenzar, mencionaron los detalles que debía de cuidar para que la ceremonia fuera dé su agrado.

Ellos tienen muchos años juntos, tienen hijos que ya les han dado nietos y manifiestan que ahora más que nunca, están enamorados y felices de estarlo.  Rita es de El Salvador y Benancio es de Mexico; se conocieron en Estados Unidos y acá se unieron a una religión de Israel.  Preguntaron si yo podía usar el nombre de Yahveh en la ceremonia y con ello, simplemente mencionarlo, ellos se sentían bendecidos por él.  Por supuesto, les complací, por que mi religión es Dios y el es feliz de que lo mencione, sin importar el nombre que le diga.

Una mini boda en cuanto a cantidad de personas y gigante en cuanto a la felicidad y dulzura que el grupo compartía.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Uniendo Colombia y Honduras..Boda de Olga y José

El amor no tiene edad y así lo demuestran las bodas entre personas de edad adulta. Olga y José no disimulan lo enamorado que están, se hacen bromas, sonríen y se toman de las manos con amor. Vinieron a mi jardin, acompañados de algunos familiares del novio y en una excelente atmósfera de alegría, fueron unidos en matrimonio.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Zmeralda con Z .. Boda de Zmeralda y Andrés

 

Zmeralda (Islip) es una linda joven, siempre sonriente y pendiente de cada detalle en su ceremonia de bodas. Cada pregunta la contesta rápidamente y así lo hizo al yo preguntar por su nombre. Es correcto, Es con “Z” . Ella y su novio, Andrés (Colombia) vinieron a mi  capilla, acompañados de familiares y amigos, quienes siempre mostraron un gran humor, haciendo bromas y festejando a los novios y luego, recién casados.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

En Casa Vieja hay nuevo amor…Boda de Elicia y Elmer

El restaurante Casa Vieja es muy conocido en la comunidad hispana, queda en el área de Brentwood y tiene un salón privado para bodas con numero medio de invitados.  Allí, con una alegre música de fondo, decoración plata con toques lila, cortejo vestido en lila y mucho amor, fue un placer unir en matrimonio a un Salvadoreño con una Guatemalteca.

Elicia y Elmer  se conocieron en Long Island, cuando comenzaron a trabajar juntos, hace nueve años.  Después de comprobar que han sido felices por varios años y haber tenido un lindo bebe, decidieron unir sus vidas y estuvieron acompañados de un intimo grupo de familiares y amigos.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Bendecidos en su nuevo hogar Boda de Viviany y Luis

En el acogedor y hermoso hogar de la pareja, Viviany y Luis, tuve el placer de unirlos en matrimonio. La sala fue decorada por la novia y sus familiares, logrando el efecto de un pequeño y agradable salón de ceremonias. Los novios estuvieron acompañados de sus padres, algunos familiares y amigos. Algo íntimo y amigable, lindo entorno para iniciar la vida matrimonial.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Matrimonio en lunes Boda de Layla y Guillermo

Layla y Guillermo son dos personas peruanas que se conocieron en Long Island. Es bastante frecuente que las personas peruanas conozcan y se enamoren de sus compatriotas. Ambos demuestran ser felices, y acompañados de pocos amigos, acudieron un dia lunes a ser unidos en matrimonio. Al preguntarles por que la fecha ya que no es usual hacerlo en día de semana, contestaron que ese día del mes era especial para ellos. Entre nervios, risas y alegría fueron unidos para siempre.

 



Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor desde Mexico Boda de Dayana y Hugo

 

Cortejo infantil

Las historias de los novios siempre son inspiradoras. Dayana y Hugo se vinieron desde Mexico, cuando aún eran unos adolescentes, buscando vivir el sueño americano. Lo han ido logrando y viven rodeados de familiares y amigos de su país de origen.  Tienen dos hijos, una de los cuales es una pequeña bebé de meses, la cual fue parte del cortejo, junto con dos primas de similar edad. Ambos vienen de familias religiosas y por ello, incluimos lecturas de la Biblia en la ceremonia así como una bendición especial al final de la misma, incluyendo su primera oración como matrimonio.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

En día santo Boda de María y Jesús

El sábado de gloría en la Iglesia católica, tuve el placer de unir en matrimonio a Jesús de Guatemala y a María de Honduras. Inicialmente tuve contacto con Jesús quien me decía que no tenia interés en los detalles románticos de una boda.  Sin embargo, su novia María no le hizo caso y convenimos en realizar una linda ceremonia.  Curiosamente, Jesús no dejó de reír y disfrutar de los detalles de su matrimonio.  Bastante frecuente que los hombres no crean que van a disfrutar del romance y posteriormente manifiestan su felicidad igual o mayor que las novias. Acompañados de familiares y amigos, fueron unidos por el amor y la ley.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor y aventura..Boda de Dennis y Cesar

Dennis y Cesar son dos jóvenes oriundos de Chile, quienes se conocieron via online tres años atrás y desde ese instante se enamoraron y han compartido sueños y alegrías.  Con sus agradables personalidades, decidieron casarse en la romántica ciudad de Nueva York, en Central Park, adonde vinieron solos, para luego disfrutar de su luna de miel en los alrededores.  Por ello, invité a mi nieta que es de Alaska y estaba de visita, a que fuera testigo y mi esposo fue el segundo firmante.

Las fotos estuvieron a cargo del excelente profesional, Fernando Alonso, de quien recibí las siguientes imágenes, todas demuestran los sentimientos de alegria, amor y romance que se mantuvo durante la ceremonia

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Carmen y Byron

BBLa mirada de los novios tenían el brillo especial que tienen las parejas en el dia de su boda; sin embargo, durante la ceremonia les costaba reír. Sonreían cuando yo les hacia bromas de la seriedad y me contaban que ambos eran nerviosos y cuándo lo estaban no podían reír. Sin embargo, apenas oyeron las palabras “legalmente casados” sus expresiones cambiaron, sus risas fluyeron y toda el grupo se unió en abrazos y felicidad total.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre