De Mexico con amor…Boda de Alejandra y Noé

Alejandra y Noe tienen tiempo de novios, sin embargo, la novia vive en México y viene solo por temporadas y en esta oportunidad, Noe decidió que era tiempo de formalizar el lazo de amor y así lo hicimos. Después de varios intentos fallidos en cuanto a fecha, por fin,  lograron su sueño el 27 de octubre.  Con solo dos testigos y mucho amor, vinieron a la capilla de María, para ser unidos legalmente y bendecidos con amor.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Boda de Sara y Ricardo

Sara y Ricardo son una simpática pareja, de origen Colombiano; sus ojos brillan cuando se miran y no disimulan su felicidad, incluyendo al comentar que están en espera de un bebé.  Vinieron acompañados de dos buenos amigos; siendo uno de ellos, una joven de nombre Hanna.  Hanna sufrió un accidente hace unos años que la dejó postrada en una cama y después de largas terapias, ahora camina con ayuda de bastones e inclusive se dedica a correr maratones. Una inspiración absoluta y como testigo y madrina de la boda, la enriqueció con sus sonrisas y palabras de optimismo. Solo cuatro personas presentes, los novios y sus testigos; sin embargo, la ceremonia estuvo llena de amor, risas y buenos momentos.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Dos ceremonias en una …Boda de Marta y Jireh y aniversario de los padres

Desde hace varios años, he compartido en múltiples ocasiones,  con un excelente profesional de la fotografía, Fernando Alonso, haciendo bodas en Central Park. Cuando sus ocupaciones lo llevan a otros países, envía a su hermana, Marta,  a hacerle la suplencia.  Así sucedió en mayo 2018, cuando hice la boda de María y Jorge, una pareja que vino desde España a realizar su sueño de casarse en Nueva York.  Al finalizar la ceremonia, Marta, llena de alegría, gritaba: “Maria: nosotras somos las próximas y a su lado estaba su novia Jireh” .  La novia les tiró el bouquet, el cual las dos tomaron a una misma vez, gritando y riendo de la alegría de anunciar su compromiso ante el futuro oficiante de bodas.

El pasado 14 de octubre tuve el placer de unir a Marta y Jireh en matrimonio.  Estuvieron acompañadas de los padres de una de las novias, quienes  vinieron desde España con otros familiares y  amigos.  Un grupo muy divertido y ameno.  Las fotografías estuvieron a cargo de Fernando Alonso.

 

La pareja escogió el 14 de octubre en honor a que los padres de Marta, que han sido un gran apoyo en la relación, cumplían 31 años de casados ese día, por lo cual, antes de iniciar la ceremonia de bodas, hicimos un ritual del cristal del amor y les pedimos que renovaran sus votos enfrente a hijos, familiares y amigos.

Marta y Jireh entraron juntas, vestidas muy lindas, exactamente iguales, acompañadas de su mascota, un simpático perro que parecía hablar durante la boda. Para el ritual del amor indivisible, trajeron arenas de las playas de la ciudad natal de Marta (España) y de la de Yireh (Republic Dominicana), hicimos el cristal del amor, bendiciones de parte de los padres, palabras de la prima Andrea y realmente, fue una ceremonia siempre cubierta de Alegrías, risas, lagrimas, emociones y mucho amor, sobre todo, mucho amor.

Bendecidas con amor para que sea por siempre y para siempre

Risas y risas… Boda de Vickiana y Angel

 

Vickiana es de Republic Dominicana y tiene un excelente buen humor; siempre riendo de todo y por supuesto, su novio, Angel, (de Honduras) se contagia y ríe con ella; tal van a ver en las fotografías que lo sobra es Alegrías.  Una simpática pareja, que previo a la boda, escribían a cada momento y decían que llegaban en 5 minutos y al final llegaron con 40 minutos de retardo.  Estuvieron acompañados de familiares y amigos, los cuales, no dejaban de bromear en todo momento.  Después de realizar una linda y alegre ceremonia de bodas, se fueron a un parque a tomar fotografías (estaban acompañados de la excelente profesional de la imagen: Tere Soriano) y de allí iban a celebrar la buena nueva. Felicitaciones a los recién casados.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

19 años y los que faltan.. Boda de Clara y Julio

En una linda decoración, fondos blancos con toques dorados y vino tinto, fue el entorno de la boda de Clara y Julio, dos simpáticos mexicanos, que a pesar de tener ya 19 años juntos se miran y sonríen como novios adolescentes. Ternura total el amor de esta pareja.  Estaban acompañados de gran cantidad de familiares y amigos; entre ellos varias parejas a las que he tenido el gusto de casar anteriormente.  Tenían un servicio de preparación de tacos, los cuales tuvimos el placer de probar y simplemente eran exquisitos.

 

Disfrutamos de la campana del amor (creado por nosotros), cristal del amor (creado por nosotros), ritual del brindis, arena y  bendiciones de anillos. Una alegre, bella y bendecida ceremonia de bodas.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor de oficina…. Boda de Josselyn y Wilmer

Tanto Josselyn como Wilmer son de Ecuador, casualmente ambos trabajaron en el área de ingeniería en una empresa en Long Island, donde comenzó una amistad que se convirtió en amor.  Desde hace tres años están juntos, lo cual dicen con un orgullo y alegría que les hace brillar los ojos.  Su diseño de ceremonia fue perfectamente hermosa; los trajes, colores del cortejo, decoración y lugar.  La ceremonia la hicimos en el área externa del bello The Beach Club Estates en Lake Ronkonkoma, donde luego tenían preparados un salón para el brindis inicial y luego otro para ir a cenar y celebrar con sus invitados.  Todo con una maravillosa excelencia.

 

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor desde la infancia…Boda de Rosa y Juan

En la linda decoración que colocaron para la ceremonia de bodas

Martha y Juan se conocen desde niños, crecieron siendo vecinos en el mismo pueblo, en El Salvador y asistían juntos a la escuela.  De adultos se distanciaron,  para luego reencontrarse en Long Island  y hacer florecer nuevamente el amor.  Después de tres años de noviazgo, esta vez en edad adulta y con una felicidad absoluta, se decidieron a unir sus vidas en matrimonio esperando que sea hasta que la muerte los separe…como dijeron en sus votos.  Fueron acompañados de los padres de la novia, gran cantidad de familiares y amigos.  Todo lindamente decorado en blanco y dorado.

 

Encendimos una vela para que la luz representara a los fallecidos padres del novio, hicimos ritual de la arena, cristal del amor (creado por nosotros), votos, anillos, y bendiciones.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre