Amigos de la infancia ..Boda de Yamith y Luis

La novia entrando del brazo del padre

Yamith y Luis tienen edades similares, ambos crecieron en Colombia y cuando eran pequeños, la tía de Luis cuidaba de Yamith y Luis.  Desde niños estuvieron en el mismo ambiente y sentían simpatías mutuas.  De adultos se reencuentran en Nueva York y desde hace dos años se hicieron novios, con el beneplácito de ambas familias.

La pareja decidió casarse en República Dominicana en una boda de ensueño a la orilla de la playa; sin embargo, antes de irse a ese lugar, se casaron por lo civil en Long Island, en la casa de los padres de Yamith.  La ceremonia fue para un grupo intimo de familiares y amigos, donde se contaban los padres de los novios. Encendimos una vela en memoria de la abuela de la novia, la ceremonia de la arena, cristal del amor (creado por nosotros) , campana del amor (creado por nosotros), promesas hermosas de ambos, anillos y  bendiciones de reiki. Un grupo divertido y amigable que hizo un entorno maravilloso para una linda ceremonia de bodas.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Amor de pasillo….Boda de Claudia y José

Hace varios años, Claudia (de Peru) y José (de Guatemala), trabajaban en K-Mart y frecuentemente se conseguían en los pasillos de la tienda. José siempre le saludaba con respeto y distancia, sin embargo, el amor y admiración iba naciendo en él hacia Claudia.  Poco a poco, fue ampliando su amistad, acompañándola a comer o al carro y así poco a poco, ella también comenzó a darse cuenta que podia enamorarse del joven.  Pasaron ocho años antes de que iniciara el noviazgo, hace dos años y el 12 de octubre fueron unidos en matrimonio, acompañados de las hijas de Claudia, su madre, familiares y amigos. Explosiones de risas y Alegrías estuvieron frecuente en la ceremonia. La ceremonia y fiesta se realizó en el salon The American Legion en Riverheat, con una linda decoración en blanco, toques dorados y azules celestes.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Casados 40 años después Boda de Eucarís y José

A veces el amor es fuerte y verdadero, sin embargo, la adolescencia nos hace fallar en el primer intento. Eucaris y José se casaron hace cuarenta años en Colombia.  Tuvieron dos hijos y al poco tiempo decidieron divorciarse.  José se vino a Estados Unidos, aunque nunca se alejó de sus hijos.  Hace diez años fue a visitar a Eucaris y le invitó a venirse a Nueva York y probar nuevamente la relación.  Desde entonces han vivido juntos.  Ahora, han decidido casarse nuevamente y sus dos hijos han sido los padrinos y testigos de la ceremonia.

En un ambiente alegre y festivo, con un gran grupo de familiares y amigos, tuve el placer de unirlos  en matrimonio y ahora, ellos se prometen mutuamente, que es hasta que la muerte los separe.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Una amiga es cupido…Boda de Irma y Noel

El pasado 28 de septiembre tuve el placer de unir en matrimonio a dos hondureños, Irma y Noel. Me cuentan que se conocieron hace siete años, cuando una amiga mutua los presentó y desde entonces, nunca se han separado. La novia tiene una tienda de todo lo relacionado con bodas, por lo cual, en su ceremonia, no faltó ningún detalle. Todo super lindo, en el jardin del salón en East Hampton.  Arboles blancos, luces, lazos vino tinto combinados con el color de un cortejo formado por sus mejores amigos.

 

La ceremonia quedó super bella, contando con la campana del amor (creado or nosotros), ritual de la arena, cristal del amor (creado por nosotros) y bendiciones de reiki.  Las risas no dejaron de acompañar a la enamorada y feliz pareja y su grupo de invitados.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Novia en azúl…Boda de Fatima y Admin

Hoy en día, es frecuente romper tradiciones y hacer lo que nos haga feliz. Fatima decidió cambiar el usual vestido blanco por un lindo y coqueto vestido en azul. Una linda novia en un color que le quedaba muy bien. Admin (de Guatemala) y Fatima (de El Salvador), vinieron a Love Wedding Center, acompañados de dos parejas de amigos y entre los seis pasaron un buen momento de alegrías, chistes y felicidad. Siempre es grato ver el brillo del amor en la pareja de novios y la alegría en sus acompañantes. Las sonrisas de los novios no desaparecieron por ningún momento, demostrando la felicidad que les embargaba de cumplir su sueño.

 

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

Votos musicales…Boda de María y Alvaro

El pasado 21 de septiembre tuve el placer de unir en matrimonio a María Emilia (El Salvador)  y Alvaro (Costa Rica).  Ambos vinieron a mi jardin, acompañados de sus padres y hermana de la novia.  La ceremonia estuvo impregnada de un especial romanticismo; el novio al decir sus votos, colocó música de fondo y le dedicó una hermosa canción a su bella pareja.  Al finalizar la boda, quiso comenzar su nueva etapa de casados, abrazando y bailando con su esposa al ritmo de una romántica canción cristiana. El amor y la creatividad de los novios siempre sigue sorprendiéndome, cada boda es única,  tal cual es el sentimiento de cada pareja, dependiendo de su personalidad.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Trece años de amor…. Boda de María y Jessica

Hace algunos meses, al yo finalizar una  boda en  el bello salón Water MiIl, en Smithown, una joven que había estado pendiente de todos los rituales, vino sonriendo y me dijo: yo me caso este año. Por favor, dame una tarjeta y le llamo.  Así fue, meses después, Jessica me contacta para confirmar su dia el 21 de septiembre en el jardin de su hogar.

Unos días antes, me reuní con ella y su prometida, María. Jessica es de Ecuador y María es de El Salvador.  La pareja se conoció en su lugar de trabajo y ya tienen trece años juntas. A Jessica le encantan los zapatos bajos, usar chaquetas y cabello corto o recogido.  Aunque dice ser seria, realmente es muy fácil hacerle reír.  María, por el contrario, le encantan los vestidos, cabello largo y detalles de adornos. Le gustan mucho las plantas y a cada detalle que yo ofrecía para la ceremonia, ella de inmediato decía “si”, todo le hacía feliz.

El lindo jardin del hogar estaba decorado para la fiesta, Jessica hizo entrada acompañada de su madre y María entro con su hijo mayor. Sus hijas fueron las madrinas de la ceremonia.  Un nutrido grupo de familiares y amigos les acompañaron durante la boda, que estuvo embellecida con el ritual de la campana del amor, la planta, ritual de la arena, anillos, votos matrimoniales y bendiciones de reiki.

Bendecidas con amor para que sea por siempre y para siempre