“Todo fue mágico Boda de María y Jorge

“Ha sido un placer enorme el día de hoy (17/5/2019) Todo fue mágico. Eres la mejor y siempre te voy a estar agradecida por lo mágico que fue todo”

Con este lindo mensaje me daba las gracias la recién casada, Maria, y realmente ella tiene razón en algo, todo el tiempo de la ceremonia hubo una maravillosa energía de amor y alegría en el entorno.

María y Jorge fueron amigos en la adolescencia, dejaron de verse por años y luego se reencuentran en un momento muy fuerte y de pruebas para María. Él se convirtió en su amigo inseparable y así nació y creció un amor fuerte, romántico y especial entre ellos.

La ciudad preferida de Maria es Nueva York y por ello decidieron venir a casarse acá, solos, acompañados únicamente del gran sentimiento que los une. Sin embargo, al iniciar la ceremonia,
muchos turistas se quedaron viendo el momento y comenzaron a ser interactivos, tomando fotos, aplaudiendo y dando urras de alegría como si fueran amigos de siempre.

Colocamos fotos de la madre de María y de los padres de Jorge, y frente a las mismas, los novios encendieron una pequeña vela, cuya llama simbolizaba la presencia de los parientes. Hicimos el ritual de la arena, en colores blanco de la pureza de la novia y en rojo de la pasión y entusiasmo que siempre mantiene el novio.  Unos votos emocionados que saltaron las lagrimas en la pareja y un “si acepto” fuerte y seguro de parte de ambos. Estuvimos acompañados de la música de violín de Gabe Valle, quien complació a los novios con unas hermosas melodías.

 

Una pareja de novios de origen italiano se quedó acompañándonos en toda la ceremonia, aplaudiendo constantemente y por lo cual les pedimos que hicieran de testigos. Lo hicieron feliz e inclusive al mostrar sus identificaciones, el señor enseñó su credencial de policía, jugando con que eso daba más legalidad a su firma.

Al finalizar la ceremonia, la fotografa Martha Alonso, nos comenta que la próxima boda será la de ella y había traído a su pareja a observar esta ceremonia. Entonces jugando un poco, la novia lanzó el ramo y las dos chicas corrieron a alcanzarlo, tomándolo entre las dos. Un momento de sana alegría que cerró de una manera especial la ceremonia de bodas.

Bendecidos con amor para que sea por siempre y para siempre

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s